reconoce sus orígenes

Los RNM (recursos naturales milagrosos)

Publicado: 2013-03-25

Escribe Modesto Montoya

Como la historia económica mundial lo muestra, cuando algún sector productivo crece de forma muy significativa -hasta por ejemplo constituir más del cincuenta por ciento de las exportaciones- los otros sectores se mantienen estáticos. Las solas excepciones son la minería, la pesca, el guano y el salitre. Estos son recursos naturales milagrosos (RNM), que de por sí generan un círculo virtuoso de tal magnitud que los países benditos que los tienen hoy están en la vitrina de las maravillas mundiales.

Entre los milagros que han producido los RNM podemos mencionar los siguientes diez:

i) Mejora del ambiente de costa, sierra y selva, que solo unos pocos locos no logran ver;

ii) Inversiones en conocimiento, creándose centros educativos de excelencia;

iii) Zero violencia delincuencial, que no sea por parte de unos desadaptados que teniendo todo en este paraíso roban por placer;

iv) Invenciones con patentes por los que compiten empresas internacionales que las quieren explotar;

v) Publicaciones científicas que han dado lugar a varios premios Nobel en otros campos que la literatura;

vi) Posición entre los primeros lugares en los rankings de universidades;

vii) Posición entre los primeros en PBI per cápita.

viii) Posición entre los primeros lugares en los rankings de desarrollo humano;

ix) Fuerzas Armadas para defender el paraíso, a la que todos quisieran ingresar, aunque sea como soldado ;

x) Un Estado meritocrático, que no conoce amigos sino calidad profesional por resultados.

Pero lo mejor que producen los RNM son políticos que cumplen sus promesas; medios de comunicación que defienden la verdad -es decir la realidad de estos milagros- sin pensar en el rating o el avisaje.

Además, los RNM genera profesionales críticos que opinan en forma independiente de la parte de la torta milagrosa que les toca.

No faltan excepciones, personas incapaces de comprender el carácter de por sí sustentable y sostenible de este proceso. Para ellos no hay remedio: menos mal que son cuatro gatos inofensivos en una multitud de gente inteligente que goza del paraíso que generan los recursos naturales milagrosos.


Escrito por

Modesto Montoya

Los fìsicos tratan de dilucidar si existe o no la partícula dios. Buscan saber qué hay más allá de la masa visible y de la energía que puede


Publicado en

Pura Ciencia

Un blog de Modesto Montoya